Una manifestante con la bandera estadounidense durante una manifestación en Oakland realizada el 15 de julio en apoyo a las protestas del 11 de julio en Cuba. Foto de Peter Maiden

La Música Cubana y La Guerra Cultural

Una manifestante con la bandera estadounidense durante una manifestación en Oakland realizada el 15 de julio en apoyo a las protestas del 11 de julio en Cuba. Foto de Peter Maiden

Por Peter Maiden

Durante la Guerra Fría (1945-1990, el término se refiere a las tensiones entre Estados Unidos y sus aliados contra la entonces Unión Soviética), la cultura se militarizó. La fama del ballet ruso Bolshoi le dió legitimidad a la Unión Soviética. La CIA contraatacó por medio de una operación secreta, financiando revistas y conferencias en Europa para promover los intereses de EE.UU. Esto se llamó la Guerra Fría Cultural.  

Este año, EE.UU. gastará $20 millones de dólares para desestabilizar al gobierno cubano. El dinero es mixto, parte a la vista y otra parte secreto.

En 2014, la agencia de noticias AP (Associated Press) dió a conocer un reportaje investigativo basado en documentos dados a conocer a través del Acta de Información Libre sobre una operación secreta para manipular la música de protesta en Cuba. Según el reporte, el movimiento de hip-hop cubano fue el objetivo de la Agencia Internacional de Desarrollo de EE.UU (USAID). 

La USAID subcontrató una agencia, Creative Associates International, para financiar artistas de hip-hop de protesta por medio de una agencia en Panamá. El encargado clave de este operativo fue un promotor de origen serbio llamado Rajko Bozic. El presidente serbio Slobodan Milosevic había sido derrocado por un movimiento de jóvenes inspirado por músicos, y Bozic pensó que esto podía ocurrir también en Cuba. 

Bozic se enfocó en un grupo de rap liderado por Aldo Rodríguez llamado Los Aldeanos. Rodríguez era conocido por los temas anti-oficialistas de su banda. El llamó a su primer álbum “Censurado” y tenía un tatuaje “el rap es guerra” en su brazo.

De acuerdo a AP, “empleados de Creative reclutarían a Rodríguez y varios músicos cubanos para proyectos disfrazados como iniciativas culturales pero que el realidad tenía el objetivo de realzar su visibilidad y azuzar un movimiento de fans que desafien al gobierno”.

En 2010, Bozic llevó a Rodríguez y Los Aldeanos a Serbia para una presentación en un festival y entrenamiento en “activismo”.

Después, Bozic fue detenido cuando traia equipo de sonido y video a Cuba; de acuerdo a uno de sus cómplices, él tenía “todo Best Buy en su mochila”. Entre el equipo incautado, Bozic tenía una tarjeta de memoria con documentos relacionados a su operación secreta.

Un DJ cubano que trabajaba secretamente para la USAID fue detenido en 2011 cuando llegó a Cuba proveniente de Miami, y unos documentos encontrados en su computadora demostraron su relación con Creative y la empresa fantasma panameña.

Como lo expresó AP, “los agarraron”.

El operativo se terminó y Rodríguez se mudó a Florida. Bozic se fue a trabajar a Tunez, Ucrania, Líbano y Zimbabue, según el reporte de AP.

Nos adelantamos al 16 de febrero de este año, un video musical fue dado a conocer en You Tube que nos hace pensar, ¿es esta la canción que la CIA estaba esperando, la canción contrarrevolucionaria destinada a iniciar un movimiento? Se transformó en el himno de una protesta poco común en Cuba, una protesta que saturó los medios de EE.UU en julio.

El video se titula “Patria y Vida”. Este título es darle una vuelta al eslógan “Patria o Muerte”, creado por Fidal Castro durante la Revolución y que es reproducido en murales y carteles por toda Cuba. “Patria o Muerte” también aparece en las monedas cubanos.

El ritmo es de reggaetón, un estilo musical cubano nacido en los 90s. El tema es cantado y rapeado, al estilo del hip-hop cubano. Los artistas visten de negro. El cantante principal está sin camisa, con la leyenda “Patria y Vida” pintado en su torso. La música es pegadiza y la actuación de los artistas fluye.

La letra de “Patria y Vida” expresa un profundo desagrado por el sistema socialista cubano:

Somos artistas, somos sensibilidad

La historia verdadera, no la mal contada

Somos la dignidad de un pueblo entero pisoteada

A punta de pistola y de palabras que aún son nada

No más mentiras

Mi pueblo pide libertad, no más doctrinas

Ya no gritemos patria o muerte sino patria y vida

Y empezar a construir lo que soñamos

Lo que destruyeron con sus manos

Que no siga corriendo la sangre

Por querer pensar diferente

¿Quién le dijo que Cuba es de ustedes?

Si mi Cuba es de toda mi gente

Los artistas que aparecen en el video son Yotuel, Descemer Bueno, Gente de Zona (el dúo de Alexander Delgado y Randy Malcolm), Maykel Osorbo y El Funky.

Yotuel fue co-fundador del exitoso grupo de hip-hop Orishas y ahora vive entre Miami y Madrid. Bueno es un cantautor y productor que ganó un Grammy Latino y que su carrera lo llevó ida y vuelta entre EE.UU. y Cuba. Delgado y Malcom de Gente de Zona viven en Florida; ellos ganaron seis Grammy Latinos. Osorbo y El Funky viven en Cuba. Aparentemente ellos grabaron su parte del video en forma secreta en Cuba y pudieron enviarlo a los productores en EE.UU.

Granma, el periódico del Partido Comunista de Cuba respondió poco después a ese video dado a conocer en febrero con una nota firmada por el estudiante de periodismo Pedro Jorge Velásquez. Velasquez escribe que la canción “empantanado de odio”. Y agrega que la canción pretende cambiar Cuba por visitas virtuales en You Tube y llama a los artistas “seis zombies hipnotizados por el mercado, seis chicos prisioneros de la hegemonía y el egoísmo”. Y concluye “esta canción no me representa”.  

La canción pudo haber sido un gesto atrevido, un video popular ofensivo para los Revolucionarios cubanos, el producto de un trasfondo oscuro. Pero cuando las protestas surgieron brevemente en Cuba el 11 de julio, “Patria y Vida” devino en el eslógan de los manifestantes, llevando a la canción a una nueva dimensión. Ahora el video tiene más de 8,000.000 visitas.  

No se sabe si la intromisión de EE.UU. tiene algo que ver con “Patria y Vida”. Sin embargo, la canción representa el resultado de lo que EE.UU. estaba buscando en sus intervenciones culturales, pero los cubanos estaban preparados para responder. 

Dos semanas después que salió el video, apareció un video en Cubadebate, el canal oficial del gobierno cubano en You Tube, titulado “Patria o Muerte por la Vida”. Recibió un millón de visitas. Esto es una fracción de las visitas de Patria y Vida”, pero igualmente es una cifra considerable. La población de Cuba es de 11 millones de habitantes. Osorbo y El Funky están arrestados desde que apareció el video, y el camarógrafo, Anyelo Troya, que fue arrestado durante las protestas del 11 de julio, también está en la cárcel. Los cargos contra los tres son varios.  

El Movimiento San Isidro es un grupo de intelectuales y artistas, incluyendo músicos, que se opone al control de la producción artística por parte del gobierno cubano. El Movimiento está mencionado en el video “Patria y Vida”. Todos los artistas en el video son parte del Movimiento. 

En las protestas del 11 de julio participaron muchos cubanos negros. En el Movimiento San Isidro los negros tienen una presencia significativa. Los cantantes del video “Patria y Vida” son negros. Un tercio de la población cubana es negra. En un momento, el gobierno cubano aceptó dialogar con el Movimiento, pero el esfuerzo fracasó.

Las protestas intensificaron las tensiones en Cuba y en la diáspora cubana. Pudo ver a jóvenes cantando “Patria y Vida” en Miami con lágrimas en sus ojos. Pero también hay un movimiento nuevo de cubanos de Miami que se opone al embargo comercial a Cuba impuesto por EE.UU. 

Yotuel, junto a otros exiliados cubanos, visitó al presidente Biden en la Casa Blanca el 30 de julio. Biden mantiene las medidas draconianas impuestas contra Cuba por el ex presidente Trump dedicadas a perjudicar a los cubanos. El propio Biden agregó más sanciones contra Cuba en las semanas pasadas. 

El gobierno cubano no está contra la música. La música es un poderoso componente de la cultura cubana. Los niños en Cuba reciben ocho horas semanales de educación musical gratis.

Como fotógrafo de la música cubana en el área de la Bahia, entre 1998 y 2012, noté el alto nivel de sofisticación de los jóvenes músicos. Muchos de ellos estudiaron música en la universidad, sin matrícula, donde aprendieron música clásica y jazz, al igual que música tradicional cubana. Después, ellos tocaban la música de su preferencia, muchas veces variantes del pop cubano.

El Reggaetón, con sus letras explícitas, no tiene mucha difusión en los medios cubanos, aunque es popular. 

Era y es difícil para los músicos cubanos recibir visas para presentarse en EE.UU. Había un abogado en San Francisco que dedicaba gran parte de su tiempo en lograr estas visas. El problema no era en la parte de los cubanos. Ellos básicamente querían que sus bandas se presentaran en el extranjero, de la misma manera que los soviéticos querían que el Ballet Bolshoi hiciera tours.

Esto caracteriza a esta desigual guerra cultural. Los cubanos quieren de corazón compartir su cultura para lograr apoyo para su Revolución. Mientras tanto, el gobierno de EE.UU., mucho más poderoso, mantiene su tiránica guerra subversiva y del bloqueo.

Peter Maiden es el Editor de Fotografía de Community Alliance.

  • Peter Maiden is the photo editor for the Community Alliance newspaper. He studied media at UC Berkeley. Contact him at maidenfoto1@gmail.com.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x