Lourdes en Parque la Aurora, Guatemala City foto por Diana Oliva

Editorial de julio 2018

Por Lourdes Medina

Yo, soy de Centro América, soy Guatemalteca.  Mi madre al igual que las madres que llegan a la frontera de EEUU, para buscar la merced y compasión de un país abundante y próspero y más que nada que les dé un refugio seguro y humanitario es lo que buscaba. El tema de la separación de familias, abuso de madres solteras y el maltrato de los niños inmigrantes es algo que me causa dolor y coraje. Incluso al escribir esta editorial me encuentro tensa, triste y llena de emociones encontradas. Me siento acorralada y traicionada por el país al que he honrado al saludar la bandera, la constitución y más que nada nuestra alianza a la patria. Desde mi primer día en Estados Unidos acogido sus costumbres, historias y tradiciones como la única nación, a la que yo le entrego mi patriotismo promesa de defender.

Cuando llegamos a EEUU en 1977, yo solo tenía tres años.  En Centro América aún se vivía los efectos de la guerra fría y la maldad de los guerrilleros, gobierno y de la pobreza.  La violencia política y abuso de poder  de Ríos Mont fue el peor peligro que vivía una mujer.   Aunque mi madre es educada y  tenía familia que vivía en la ciudad de Guatemala, ella no podía mantener a sus hijos sanos, seguros o con algún progreso como madre soltera por que el país no estaba listo para apoyar a las muchas madres solteras con hijos y que no tenían quien cuidara de los niños, o con un trabajo que comprendieran sus limitaciones por ser madre soltera. Y mucho menos tener dinero guardado para sostener a su familia. La guerra civil en Guatemala, El Salvador y Honduras dejaron daños y trastornos muy profundos y duraderos en la economía, salud y prosperidad de Centro América, que se puede ver por la continua migración a la frontera.   Según un artículo publicado en la revista Current History  por José Miguel Cruz (2015) “El setenta y ocho por ciento de los 68,541 niños quien cruzó la frontera sur durante el año fiscal 2014 provino de lo que se conoce como el “triángulo norte” centroamericano un grupo geográfico formado por Guatemala, El Salvador y Honduras. Estas naciones no son solo pobres: su PIB per cápita no supera $ 4,000, pero también están asediados por los niveles más altos de violencia criminal en el mundo.”*

La violencia en centroamericana es aún más marcada en la mujer, la niñez y los ancianos. El sufrir hambre, falta de agua potable y la falta de tener un espacio seguro, sano o siquiera adecuado para vivir,  no son los únicos retos que tienen que superar una madre soltera en centroamérica, lo más difícil es vivir bajo constante peligro de ser violada, golpeada, robada o secuestrada. Y aun peor es temer que les pase lo mismo a tus hijos.  Los pueblos de toda Latinoamérica se movilizan con el apoyo y sostén de las remesas que mandan de EEUU y si una madre no cuenta con su pareja para que le mande este dinero, entonces ella debe de migrar al país que tiene trabajo, sistemas educativos, seguridad pública, agua potable. Además de toda la promoción que por todo su marketing nos dice, que es el mejor país del mundo. Aún no conozco a nadie que no quiera ser parte del éxito, de la abundancia y la prosperidad de un país. Todo humano desea tener bienestar y felicidad. Todo humano quiere ver si tiene lo necesario para hacer algo bueno para la humanidad. Todos queremos progresar y ser respetados al luchar por una mejor vida, ya sea en su país natal o en Estados Unidos.

El tener las caravanas de familias desde Centroamérica y viajar todo México hasta llegar a la frontera de Estados Unidos solo nos comprueba que aún se tienen la esperanza que aquí sí se puede obtener la oportunidad para luchar y salir adelante.

 

*JOSÉ MIGUEL CRUZ is the director of research at the Latin American and Caribbean Center and a visiting assistant professor in the Department of Politics and International Relations at Florida International University.

 

  • The Community Alliance is a monthly newspaper that has been published in Fresno, California, since 1996. The purpose of the newspaper is to help build a progressive movement for social and economic justice.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x