At top: Democrats Henry T. Perea, Michael Rubio and Willie Rivera all hit gushers, left elected office a year early and now work for Big Oil and Methane. The Valley’s politics are fracked for oil money, which flows through PACs, political parties and unions into the campaign accounts of politicians

Perforando el Valle

Por Kevin Hall

California tiene un papel importante en el futuro de nuestro planeta. Ampliamente considerado como uno de los gobiernos líderes en responder a las crisis paralelas como el clima desestabilizador y el colapso de ecosistemas, las politicas de nuestro estado informan a cuerpos de gobiernos a través de nuestro país, y el más allá.

Hemos iniciado un sistema conocido como “cap-and-trade” con estados de la unión y con Canadá. Esto ha permitido que la polución continúe en zonas de sacrificio mientras afirmamos que según reducimos los gases con efecto invernadero miles de millas fuera de estas zonas. Esta y otras politicas basadas en el mercado han resultado en impactos locales. 

“Sistemas digestivos” de lecherías. Esto a dañado a nuestro aire y agua mientras se venden créditos de alto valor por capturar parte de las lagunas de estiércol de vaca para convertirla en gasolina. Tom Frantz, de la Association of Retired Residents, le llama a esto “greenwashing” y lo explica como “un gran esquema de falsificación que continúa el uso de combustible fósil.”

Frantz, quien hizo sonar la alarma sobre estas mega-lecherías desde que emergieron en los 90s, dijo: “El comercio de carbono conocido como Low Carbon Fuel Standard, permite que empresas de combustibles fósiles como Chevron y Sempra Energy sigan vendiendo productos intensos de carbón porque se les otorga crédito si le pagan a los recolectores de metano.”

El dice que el metano solo reemplaza a una parte pequeña de los combustibles de transportación y el costo lo pagan los consumidores. “También es una subvención para granjas industriales insostenibles que siguen depreciando la tierra, el aire y el agua en el Valle de San Joaquín mientros que baja las emisiones de gases en fracciones pequeñas.”

Biomasa. A una planta de biomasa subvencionada por el estado en Málaga se le paga para mover, moler y quemar desperdicios agrícolas. Esta práctica produce electricidad con niveles altos de polución y que impactan nuestro clima y daña a comunidades con limitadas oportunidades. 

Agua. Comunidades rurales se ven sin agua limpia mientras que el estado suscribe a campos agrícolas a energía solar que de hecho permite a los agricultores evadir los costos de gasolina y electricidad. Eso ha permitido que los agricultores escarben más profundo para buscar agua, la cual es limitada. 

El tren de alta velocidad. Atrae 100 millones de dólares cada año en fondos para inversión del clima de California mientras que trae impactos de polvo y camiones a residentes en áreas vulnerables. Las cantidades de gases de efecto invernadero nunca serán compensadas. 

“La polución del aire por parte de la construcción está siendo compensada por fondos del distrito del aire, quien le da dinero a los granjeros para nueva maquinaria en lugar de requerir que los granjeros resuelvan sus prácticas de polución,” dijo Frantz, un cosechador de almendra en el condado de Kern. “No todos los motores diesel usados en la construcción son limpios, de hecho. Solo se les requiere ser mas limpios que las maquinas usadas en otros lugares.”

2050. Más importante, el estado no está ni cerca de lograr la meta de reducciones de polución que se necesitan en esta década para proteger a los niños de ahora de las consecuencias en el futuro. Según los expertos de Energy Innovation, vamos a fallar la meta con 50 años. 

Los bebés nacidos hoy verán el mundo del 2100, y el pronóstico es severo. 

Les estamos fallando.

Nuestros políticos que siempre cambian y que siempre estan en campaña tienen la culpa, por supuesto, pero todos somos responsables. Nosotros los elegimos. Nosotros olvidamos sus fallas. Y porque ellos están en el poder, los activistas a veces se quedan callados por tal de seguir tratando de trabajar con los políticos en otros temas y a nombre de otras personas. 

Para enfrentarnos significativamente a la crisis climática y de ecosistema, líderes políticos verdaderos se deben presentar y los falsos tendrán que ser reemplazados. En el valle de San Joaquin, tres ejemplos de políticos fallidos son Michael Rubio, Henry T. Perea y Willie Rivera. Los tres, quienes ya no son políticos activos, dejaron sus puestos politicos antes de completar sus términos para eventualmente tomar puestos bien pagados en la industria del petroleo y metano. Y todavia influyen directamente a los actuales políticos locales en toda la región. 

Hace un año, Perea donó $1,500 directamente a la campaña de su hermana Annalisa para el ayuntamiento de Fresno. La campaña victoriosa de Tyler Maxwell en marzo 2020 para reemplazar a Paul Caprioglio en el ayuntamiento incluyó un correo especial de Perea, pagado en parte por el cabildero de la empresa Chevron. En el caso de Rivera, él ha movido dinero a la integrante del ayuntamiento de Fresno Esmeralda Soria, y ella a él. 

En 2014, Rubio renunció a su puesto para trabajar en la industria privada y Perea le siguió. Rubio se fue a Chevron, y alli sigue. Perea, que gusta de palmear espaldas, primero paso a cabildero en la industria farmacéutica, y luego pasó a la petrolera Western States. El año pasado se unió a Rubio en Chevron, según los registros financieros de campana de la hermana de Perea. 

Rivera renunció al concilio de la ciudad de Bakersfield el año pasado justo cuando la pandemia empezaba a golpear a la región, y abandonó a los residentes del distrito más vulnerable de esa ciudad para trabajar para Aera Energy. Su profunda debilidad de carácter y la abdicación de sus responsabilidad ante la llegada del COVID-19 reveló la falla que se encuentra en muchos políticos. 

El oleoducto a Sacramento está forrado con petróleo crudo, alimentado por metano, y como los oleoductos de otras partes, tiene que ser bloqueado, quebrado y desmantelado. Muchos de estos políticos, como la actual delegación de Demócratas en el valle hasta el capitolio del estado y de la nación, están haciendo más daño que bien. 

¿Donde estaría California hoy si Perea no hubiera liderado el bloqueo de la ley SB 350 hace seis años, la cual proponía reducciones al sector del transporte, y si no hubiera bloqueado leyes en contra del fracking? (El fracking es un nuevo método de perforación petrolera que incluye inyectar agua y gas a la tierra). Este padre de familia ahora es pagado generosamente para persuadir a actuales y futuros políticos que “trabajos, trabajos, trabajos” a cualquier costo es más importantes que otras consideraciones, incluyendo las vidas de esta generación. 

La persuasión de los intereses del petroleo y metano vienen en la forma de dinero. Contribuciones financieras a campañas políticas, apoyo de especie, y comités de gastos independientes masivos que eluden los límites de contribución, apoyan a los políticos favorables a la industria petrolera y atacan a los partidarios de la energía verde. 

El resultado es una cultura política corrompida por cabilderos que antes eran políticos. La corrupción llega hasta los elegidos a nivel federal como el congresista Jim Costa (D-Fresno) y el congresista anterior Cal Dooley. 

Dooley, quien tuvo a varios politicos actuales como asistentes en su oficina de Washington D.C., ahora se encarga del American Chemical Council, un patrocinador de los recortes de impuestos hechos por Trump en el 2017, entre otras cosas peores. Costa ha trabajado por años para debilitar la ley del aire limpio y las multas a quienes la violan, y cuando servía en la asamblea de California se negó a ayudar a la unificación del Distrito Para El Control De Polución Del Valle De San Joaquín. 

Y ahora, como los pozos de fracking bombeando químicos tóxicos al sistema acuífero, el dinero de las industrias de petroleo y del gas metano han contaminado el ecosistema entero. Como lo hemos dicho, las corporaciones grandes mueven fondos para sus comités de acciones políticas y a las cuentas de campañas de los políticos. 

De alli, se distribuye a los aspirantes al sistema; están siendo regados con petroleo. Las orígenes del dinero son rápidamente olvidados y muchos políticos no se dan cuenta que ellos también ya son parte de la influencia secreta de empresas como Chevron, gracias a Perea y Rubio. 

Tomemos el Comité de Acción Política de la Cámara de Comercio de Fresno como ejemplo. Según los registros de la página Netfile para la ciudad de Fresno, desde Mayo 2018, el Comité ha recaudado cerca de $250.000. De ese total, la corporación Chevron ha donado $200,000 —el 80 por ciento. El Comité y sus participantes estan empapados del dinero del petroleo y del gas. 

Mientras el Comité de la Cámara de Comercio de Fresno ofrece su dinero a los republicanos, los miembros del concilio de Fresno Luis Chávez y Nelson Esparza han recibido donaciones del Comité —$4.400 cada uno— en el 2018. Miguel Arias aceptó $1.000. Tyler Maxwell, después de su elección en el 2020, logró mejorar las donaciones con $4.700. Interesantemente, el Comité de la Cámara de Comercio dió $200 a otro comité: San Joaquin Valley Latino Leaders. 

Desde el 2016, San Joaquin Valley Latino Leaders, una organización más pequeña, ha recibido $4.500 de parte de la asociación llamada California Independent Petroleum Association, quien es apoyada por Chevron. Rivera, de Aera Energy, fue empleado de Chevron en esos tiempos (así es, mientras servía en el ayuntamiento de la ciudad de Bakersfield —un trabajo que obtuvo después de ganar su elección solamente para dejarla cuando la pandemia dio el golpe). 

El Comité de Acciones Políticas del San Joaquin Valley Latino Leaders ha distribuido sus fondos a varios candidatos a diferentes puestos, desde comités de parques a colegios en regiones de Bakersfield hasta Madera. Los montos son de $250 hasta $1.000. Eric Arias, miembro del ayuntamiento de la ciudad de Bakersfield, Esmeralda Hurtado, integrante del ayuntamiento de la ciudad de Sanger, Claudia Cásarez, del Distrito Unificado Escolar de Fresno, Louis Franco, miembro anterior del ayuntamiento de la ciudad de Selma, y varios otros (tal vez buenos) demócratas no se dan cuenta del lodo que sale de sus cuentas políticas. 

Las cantidades son pequeñas, casi insignificantes. Es lo mismo a nivel estatal. Las contribuciones no se necesitan para ganar elecciones. Pero si son pruebas de fidelidad a una industria moribunda, que aún no ha muerto, pero que lucha para aguantar a cualquier costo. 

La única manera de que los políticos dejen de aceptar dinero de las industrias de petróleo y del gas es si nosotros lo demandamos. Ese es un paso para llegar a las politicas que necesitamos para salvar nuestro futuro. 

*****

Kevin Hall es conductor del programa radial “Climate Politics” en KFCF 88.1FM, Fresno —al aire cada segundo y cuarto viernes de cada mes. Tuitea como @airfrezno y @sjvalleyclimate, coordina un cadena informal de activistas del medio ambiente en www.valleyclimate.org y se lo puede contactar en sjvalleyclimate@gmail.com para información y presentaciones.

  • The Community Alliance is a monthly newspaper that has been published in Fresno, California, since 1996. The purpose of the newspaper is to help build a progressive movement for social and economic justice.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x