Editoral – Marzo 2018

Por Lourdes Oliva

En lo que va del 2018 la comunidad migrante del valle central ha tenido que soportar más de un susto de ser deportados o buscados por parte de “ICE” por sus siglas en inglés Immigration and Customs Enforcement del departamento de Homeland Securities quienes anunciaron la auditoria de I-9, para casi 12 empresas de California. Unas de las más importantes y grandes siendo Bee Sweet Citrus de Fowler, California, perdió casi 90 empleados en una semana causando graves impactos a su producción y personal. Bee Sweet Citrus entre otras empresas de índole agrícola están en su punto más importante de la cosecha y creen que estas auditorías causarán pérdidas fiscales y baja de moral en sus empleados.

El día que se puso el anuncio a todos los empleados sobre la auditoria en febrero de 2018, muchos empezaron a sentirse tristes, enojados y más que nada frustrados por la impotencia que causa el no estar todos protegidos. Lo más difícil de vivir esta incertidumbre migratoria es el hostigamiento y persecución de inmigrantes que toman los trabajos más pesados, de pago mínimo y en condiciones peligrosas que nadie de la población local quiere o sabe trabajar. Trabajadores de empresas agrícolas, industriales y de servicio no tiene otra opción más que echarle ganas a trabajos con horarios largos, de temporadas y en climas agudos. Realizando labores físicamente demandantes y repetitivas que dejaran su marca en sus cuerpos hasta su vejes. Aun sabiendo que nos son óptimas las condiciones de trabajo o el pago los inmigrantes saben trabajar con ganas y buena cara. Y es así como se arriesgan a trabajar duro en puestos de principiantes hasta llegar a ascender como supervisores o gerentes en estas compañías como Bee Sweet Citrus.

Me da mucho orgullo conocer a gente tan buena y trabajadora de todas industrias laborales, y aunque me cuentan que sus vidas en EE.UU. está en limbo a causa de su status migratorio, ello le echan ganas al trabajo y echar raíces aquí en los Estado Unidos porque saben que en su país natal no fue fácil sobrevivir y nunca se prestó para ayudarles a progresar económicamente. Por eso están aquí para tomar la oportunidad de sacar a toda su familia adelante con el sudor de su frente y con el sol en la espalda. Un inmigrante no solo viene a trabajar por sí mismo, si no que viene en nombre de sus familia, su pueblo y hasta por su país. Ya que se ve en las tasas de remesas. Después de la India, China y Filipinas, México ha sido durante los últimos anos la cuarta economía receptora de remesas en el mundo. La mayoría de estas remesas provienen de los mexicanos que trabajan en Estados Unidos y Canadá. Aunque muchos viene con la ilusión de trabajar para mandar y ahorrar para después de unos años regresarse a su pueblo, todos les toca quedarse aquí en el extranjero como indocumentados o con documentos por causas mayores como el enamorarse y hacer una familia aquí, o la violencia en sus pueblos o la constante lucha por no ganar suficiente en los trabajos dispuestos a tomar gente sin papeles, y más que nada el alto costo de vivir en este país.

Todo lo que sale en las noticias locales y nacionales es una Campania de hostigamiento al inmigrante, si no es el mismo presidente mandando un twitter sobre su pinche muro, son las noticias sobre la guerra entre narcotraficantes o los abusos de gobierno en los países latino americanos. Para mí que les gusta servirse del trabajo de los inmigrantes, su poder de consumidor y mas que nada de su inhabilidad de votar. Muchos nunca pudieron votar en su país a causa de su pobreza o por que se vinieron muy jóvenes o por la cultura de ver que sus votos no valían la pena. Y para los que alcanzan hacerse ciudadanos de Estados Unidos no lo ejercen por falta de conocimiento, practica o simplemente está trabajando. En cuanto a las redadas, auditorias o deportaciones todo inmigrante se siente presionado y hostigado por los medios, los empleadores y vecinos que solo escuchan constantemente sobre todo lo malo, negativo y destructivo que son algunos inmigrantes. Y esto crea un ambiente de miedo y de mala información sobre lo bueno y positivo que tienen los inmigrantes de todo el mundo. Yo soy guatemalteca de nacimiento con raíces afro-colombiana por padre y maya por madre, pero mi vida y experiencia es de ser ¡californiana cien por ciento! Y me lleno de orgullo cuando me llaman mexicana por mi color de pelo, ojos y tez o porque hablo español. Me encanta ser mexicana, ellos son buenos, trabajadores, honrados, muy alegres y gente de familia. Y lo que mas me admira de los mexicanos es su fuerza de voluntad por sacar adelante a su familia, la cosecha y todo el mundo con su gran labor en las industrias mas importantes en el círculo de la vida… la cosecha agrícola y el procrear!

  • The Community Alliance is a monthly newspaper that has been published in Fresno, California, since 1996. The purpose of the newspaper is to help build a progressive movement for social and economic justice.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x