Rolando Sandoval, un promotor de la salud de la organización Cultiva la Salud, asistiendo a un jornalero agrícola recién vacunado en Sanger, el pasado 9 de julio. Foto de Eduardo Stanley

Covid-19 y Jornaleros, ¿Pueden Los Promotores Ayudar?

“Algunas personas están asustadas por las cosas que se dicen de las vacunas”, asegura Rolando Sandoval, un promotor de la salud de Cultiva La Salud, una organización dedicada a la educación y prevención de la salud de la comunidad latina del Condado de Fresno. “Rumores como que te van a inyectar un chip, o que las vacunas se hacen con fetos… Estas cosas están influenciando a la gente”.

La campaña de vacunación avanza lentamente en el Valle de San Joaquín después de un buen comienzo. La dificultad de convencer a ciertos grupos incluye a los latinos, y Cultiva la Salud está haciendo su parte para promover la seguridad de las vacunas y la necesidad de aumentar el número de personas vacunadas a fin de lograr la ansiada “inmunidad de grupo”, lo cual es casi la única forma de controlar la pandemia. Y los promotores de salud pueden ser una buena ayuda.

“El un modelo efectivo, los promotores de salud son miembros de la comunidad que pueden pueden comunicarse efectivamente con la gente, y pueden hacerlo en su idioma”, explica Genoveva Islas, Directora Ejecutiva de Cultiva la Salud. “Ellos reciben un entrenamiento de 20 horas sobre Covid-19, las vacunas, las pruebas, y los recursos disponibles para enfrentar la pandemia”.

El concepto de promotoras de la salud —son principalmente mujeres y voluntarias— viene de México, donde desempeñan un papel fundamental en educar a la comunidad, particularmente a los sectores aislados de la sociedad, en aspectos de salud. Ellas reciben entrenamiento en primeros auxilios y son la conexión entre pacientes y médicos y hospitales, además de asesorar a las personas sobre los recursos disponibles para mantener una buena salud.

“Otros grupos comunitarios, como Hmong y Punjabi Sikhs, también están implementado esta idea de los promotores para llegar a sus comunidades”, dice Islas. “Son miembros de sus comunidades, personas que la conocen, no son de afuera”.

Los latinos fueron muy afectados por la pandemia. Hasta el 14 de julio, había 1.7 millones de casos (personas contagiadas) con Covid-19 entre latinos en California, quienes representan el 39% de la población estatal pero que representan el 59% de los casos de Covid-19.

Y todavía hay un alto porcentaje de latinos que no se han vacunado. Y aquí es donde el trabajo de organizaciones como Cultiva la Salud y sus promotores pueden hacer la diferencia. Y para esto organizan eventos en áreas rurales promoviendo la vacunación y explicándole a las personas los recursos disponibles ante problemas generados a causa de la pandemia.

“El primer evento que organizamos fue en Orange Cove. Recibimos más de 500 personas”, comenta Islas. “Muchos no se pudieron vacunar por su edad”.

Pero no se trata solo de vacunas.

“Como promotores, ayudamos durante el evento con el registro de la gente, antes de esto participamos en la promoción del evento. Le damos seguimiento a los casos de personas que dieron positivo en las pruebas de Covid-19, los apoyamos durante la cuarentena y les damos información sobre apoyo financiero disponible según cada caso —incluyendo desempleo”, explica Sandoval. “Ayudamos a las comunidades necesitadas”.

Y continuó hablando de las reacciones positivas de los jornaleros agrícolas respecto a la vacuna. “Se sienten agradecidos de recibir la vacuna”.

Los promotores a veces dan un paso extra para ayudar a sus comunidades.

“Me gusta mucho lo que hago”, dice Sandoval, graduado de la Universidad Estatal de Fresno. “Te sientes bien ayudando a los demás”.

Uno de los desafíos más importantes que enfrentan estas organizaciones en la actualidad es la falta de confianza. Y lo han escuchado todo.

“Algunas personas dicen que no confían en la vacuna porque se hicieron en poco tiempo, pero no es el caso”, comenta Islas. “Estas vacunas se estuvieron preparando durante años, han sido probadas y aún siguen bajo observación constante. Puedes tenerles confianza”.

    Educar a la gente no siempre es fácil, especialmente si tienes que decirle que tienen que mantener ciertos protocolos en relación al Covid-19 a fin de evitar contagios.

“Yo sigo usando la máscara cuando salgo, me siento más cómodo”, dice Sandoval. “Y lo hago también por respeto a los demás porque no sé si alguien tiene algún problema médico y es una persona de alto riesgo”.

  • Eduardo Stanley is the editor of the Community Alliance newspaper, a freelance journalist for several Latino media outlets and a Spanish-language radio show host at KFCF in Fresno. He is also a photographer. To learn more about his work, visit www.eduardostanley.com.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x