A un País Que Contribuye a la Paz no se le Puede Llamar Terrorista

A un País Que Contribuye a la Paz no se le Puede Llamar Terrorista
Francia Márquez Mina (derecha), actual vicepresidenta de Colombia, junto al presidente argentino, Alberto Fernández, durante su visita a Buenos Aires siendo vicepresidenta electa, en 2022. Foto cortesía The Commons

La Vicepresidenta de Colombia, Francia Márquez Mina, llegó a Cuba para la inauguración de la edición 31 de la Feria del Libro de La Habana, que tiene a Colombia como país invitado de honor.

En mayo de 2022 Colombia eligió a Gustavo Petro como presidente y a Francia Márquez Mina como vicepresidente por el Pacto Histórico, un partido de centro-izquierda. Es la primera vez en dos siglos que en Colombia se ha elegido un gobierno progresista. Además, es la primera vez que una mujer afrodescendiente se encuentra entre los gobernantes. Su presencia entre el liderazgo de su país es un reconocimiento y reivindicación de los pueblos históricamente oprimidos, del afrofeminismo, y de los derechos del medio ambiente—ella es ganadora del Premio Goldman.  

No es la primera vez que ella visita Cuba. Durante el proceso de las negociaciones del acuerdo de paz entre el gobierno de Colombia y la FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), también estuvo presente.  “Llegué a Cuba en la quinta delegación de víctimas, aunque no me considero víctima. Soy activista política que ha sido victimizada, que considero es diferente a ser víctima.”

Esta vez, en cuanto aterrizó en el aeropuerto de la Habana habló con la prensa, declarando “Yo vine a Cuba hace más de seis años como víctima del conflicto armado con el sueño, con la esperanza y con el corazón puesto en que la paz y el proceso que se estaba dando entre las FARC y el Estado colombiano permitieran dar alivio a muchas comunidades (…) hoy vengo aquí como vicepresidenta con el mismo compromiso”.

“Regresar a Cuba como vicepresidenta de la República de Colombia, después de haber venido hace unos años como integrante de la delegación de víctimas en los diálogos de paz entre el Estado Colombiano y las FARC, es evidencia de que en Colombia estamos haciendo realidad nuestro anhelo de paz total. Por supuesto, el papel de Cuba en ese camino ha sido fundamental”  

“Desde el año 2012 hasta el 2016, Cuba se desempeñó como sede de los diálogos de paz entre el gobierno colombiano y la antigua guerrilla de las FARC. Fueron cuatro años durante los cuales nuestro país contó con un espacio para pensar y repensarse desde una nueva visión en la que la política de la vida y no de la muerte, nos permitiera trazar un rumbo más esperanzador para los que sufren la guerra y para los que vienen detrás y quienes participamos en las mesas de diálogo por parte de la sociedad civil, podemos dar fe de que se trató de un proceso hecho a pulso, pero también a conciencia.”, dijo la vicepresidenta.

“Hoy no puedo dejar de agradecer a la isla, a sus dirigentes y a su pueblo por haber sido la casa común para ese proceso. Y su disposición para apoyar el interés de la paz en nuestro país”.

“No es justo que un país como Cuba, que tanto ha aportado a la paz de Colombia, haga parte del listado de países que apoyan el terrorismo. Hoy, desde La Habana, manifiesto mi respaldo a esta nación insular para que sea retirada de dicho listado”

“Creo que Colombia tiene una deuda con Cuba.”

La Vicepresidenta explicó que la deuda está relacionada con el esfuerzo de Cuba, “de ser casa” de los diálogos de paz, “Sabemos que los colocaron en la lista como propulsores del terrorismo por apoyar a Colombia en la apuesta por la paz, así que no vamos a escatimar esfuerzos para seguir demandando, desde nuestro Gobierno, que Cuba salga de esa lista” dijo, y “a un país que contribuye a la paz no se le puede llamar terrorista.”

Vamos a apoyar  a Cuba, a la nueva Colombia, y a la justicia.

Nueve días antes de salir de la Casa Blanca, Trump designó a Cuba como País Patrocinador de Terrorismo. Biden, después de más de dos años, todavía mantiene esta designación injusta. Es una ironía el hecho de que Cuba ha sido víctima de terrorismo lanzado desde los EEUU, y no “patrocinador” de terrorismo. No existe ninguna evidencia para apoyar esta designación, que tiene como objetivo devastar la economía de Cuba, aislando la isla  de inversión y de financiamiento internacional.  

Se puede mandar correo al Presidente Biden, con la demanda que quite a Cuba de la Lista de Países Patrocinadores de Terrorismo en este sitio:  https://www.whitehouse.gov/contact/. Y se puede llamar a la Casa Blanca                                                                     (días especiales de hacer estas llamadas: 15-16  marzo, de  9 am a 12 mediodía, hora del Pacifico). Comentarios: 202-456-1111, Switchboard: 202-456-1414. Para más información y otras acciones: https://acere.org

Durante más de 52 años, la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y una serie de gobiernos derechistas de este país se mantuvieron en estado de guerra, sin que ninguna de las dos partes lograra una victoria decisiva. En 2012 comenzaron las negociaciones formales de un acuerdo de paz, con un Acuerdo General preliminar para establecer compromisos, agendas y condiciones. El objetivo era lograr un acuerdo que el gobierno de Colombia dejara de atacar a los rebeldes y que la FARC dejara la lucha armada para participar en el proceso político.  

Para crear condiciones de hacer posible estos fines, se acordó una agenda limitada a cinco puntos, incluyendo reforma agraria, participación política, el fin del conflicto, las treguas, las garantías de seguridad, la violencia paramilitar, narcotráfico y producción, y un proceso de Comisión de la Verdad y reparaciones para víctimas. Estas negociaciones tuvieron su sede en La Habana durante cuatro años y Cuba y Noruega sirvieron de Países Garantes. En años siguientes, otra serie de negociaciones tuvo lugar en el mismo sitio y con los mismos países garantes y con acuerdos semejantes, mientras el Ejército de Liberación Nacional (ELN) quedaba como el último vestigio de lucha armada organizada en Colombia. Desde la ruptura de estas negociaciones en 2019, el grupo de negociadores del ELN se ha quedado en Cuba, aunque el entonces gobierno de Iván Duque hizo demanda para su devolución a Colombia, ignorando  los acuerdos previos. El gobierno actual de Colombia apoya la reanudación de negociaciones de paz y rechaza cualquier intento de los EEUU de utilizar a Colombia de pretexto para incluir a Cuba en la Lista Estadounidense de Países Patrocinadores de Terrorismo.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x