MOVE y Libertad p ara Mumia Abu-Jamal

882
Ramona África - MOVIMIENTO: Once personas, entre ellas cinco niños, perecieron en un incendio después de que el estado de Philadelphia cayó una bomba en una casa propiedad de los miembros de MOVE. Sesenta y un casas quemadas a la tierra en ese día infame, 13 de mayo 1985. Image vis Flickr Creative Commons.

Por Leni Reeves

(Nota del editor: El grupo MOVE (MOVIMIENTO en español) es un grupo revolucionario originando de la ciudad de Philadelphia. El 8 de agosto de 1978, un final mortal llegó a un enfrentamiento casi un año de duración con la policía más de una orden judicial que requiere MOVE para desocupar su casa Powelton Village. Cuando la policía intentó entrada, Policía de Filadelfia James J. Rampa fue asesinado por un disparo en la parte posterior de la cabeza. Otros policías, bomberos, y tres miembros de MOVE, resultaron heridos. Nueve miembros de MOVE fueron sentenciados a un máximo de 100 años de prisión por el tercer homicidio calificado por el asesinato de Rampa. Lo siguiente es lo que pasó 7 años más tarde en 1985.)

A Mumia Abu-Jamal lo sentenciaron en 1982, acusado de haber matado un policía de Philadelphia. La acusación se motivó por el deseo de silenciar a este periodista sin miedo, quien abogaba por cambios y era uno de los pocos con la valentía de divulgar los abusos del De par tamento de Policía de la ciudad, lleno de vicio y corr upción. La fiscalía retuvo información importante y muchos testigos han dicho que su testimonio fue forzado por amenazas de la policía. El juicio fue evidentemente injusto.

Aún estando encarcelado, aún mientras condenado a pena de muerte, Mumia per manece como periodista revolucionario profundo y valiente. Su comentario mas recién (Gracias a Prison Radio) se trata lo que sucedió en 13 mayo 1985, cuando la policía de Philadelphia atacó con armas, bomba y incendio a la instalación de MOVE (MOVIMIENTO).

Para los que todavía no nacieron el aquellas fechas, aquí sigue el reportaje de único adulto que sobrevivió aquel ataque, Ramona África, “Tocante al bombardeo, después de que nos atacaron de aquella manera, primero con 4 mangueras de bombero, montones de gas lacrimógeno, y nos pegaron de tiros – el policía admiten que nos tiraron mas de 10,000 balas en los primeros 90 minutos – hubo un pause. Sabes, un ratito de tranquilidad.

Y entonces, sin aviso ninguno, 2 miembros del escuadrón de bombas de la policía montaron a un helicóptero del policía del estado y dejaron caer un paquete de C4, un explosivo militar que ningún departamento municipal de policía tiene. Lo han de haber obtenido del gobierno federal del FBI. Y sin aviso ni anuncio dejaron caer esta bomba en el techo de nuestra casa.” Las personas adentro no pudieron escapar debido a la lluvia de tiros de la policía. Al departamento de bomberos no se les permitió empe zar a combatir el incendio para mas de una hora, y la vecindad entera se quemó. Se murieron 5 niños y 6 adultos en la casa. Mas de 250 personas se quedaron sin hogar.

PALABRAS DE MUMIA ABU-JAMAL: 13 de mayo hace 30 años – ¿por que nos debe importar lo que pasó entonces? En serio, esto fue hace 30 años. hace mucho tiempo, en aquel entonces. ¿Sabes? Y mucha gente no dice esto, pero lo piensan. Bueno, ¿por que? Yo les diré la respuesta. Porque lo que sucedió entonces es precursor de todo lo que pasa ahora por todo America (EEUU). No digo que bombas – es decir, todavía no. Pero los odios y desprecio visceral que tenían por MOVE ahora se expresa contra gente ordinaria, no solo revolucionarios y radicales como MOVE. En mayo del ‘85 los oficiales de policía justificaron los ataques viciosos contra los niños de MOVE diciendo que ellos también eran combatientes.

En Ferguson Missouri, cuando los policías y la Guardia Nacional se enfrentan a los ciudadanos, figúrense como les citan en sus reportes: enemigos. Combatientes enemigos, ¿dirán? Entonces miren a Tamir Rice de 12 años de edad, en Cleveland. Niños, hombres, niñas, mujeres – no les importa. Cuando mucha gente quedaron quietos, o peor, consintieron amargamente, al bombardeo, tiroteo y matanzas de 13 de mayo de 1985, contra MOVE, abrieron las puertas al hor ror del ter rorismo policiaco de hoy, de costa a costa. Hay una linea directa de entonces hasta ahora. Si se hubiese protestado y condenado justamente y extensamente entonces, no tendríamos ahora lo de Ferguson, de South Carolina, de Los Angeles, de Baltimore. El barbarismo de la bomba de 13 mayo 1985 y el encubrimiento de los asesinatos de 11 hombres, mujeres, y niños de MOVE abrieron una puer ta que hasta la fecha no se ha podido cer rar. Vivimos hoy con las consecuencias. De la Nación Encarcelada les habla Mumia Abu-Jamal.

El 12 de mayo de este año le llevaron a Mumia desde el dispensario de su prisión al hospital. Hay repor tes que tiene fiebre y heridas abiertas. Ahora reciente no ha recibido atención médica adecuada. Puede ser que hay intención de lograr, por ne gligencia médica, la condena a muerte que tanto desea el estado.

Se necesitan sus voces para hacer demanda a estos mínimos requisitos decentes:

1) Pruebas diagnósticas adecuadas 2) Que permiten que su doctor se comunica libremente con los doctores de la prisión que le están cuidando 3)Que su doctor pueda comunicar por teléfono con Mumia. 4) Que per miten que su doctor, escogido por él y su familia le examine.

Aquí hay información de correos y números:

La carcel: John Kerestes, Superintendent SCI Mahanoy: 570-773-2158 x8102 | 570- 783-2008 Fax | 301 Morea Road, Frackville PA 17932

Public Information Officer, SCI Mahanoy, Jane Hinman 570-773-2158

Gobernador de Pennsylvania: Tom Wolf, PA Gvrnr: 717-787-2500 | governor@ PA.gov | 508 Main Capitol Building, Harrisburg PA 17120

Press Secretary smcnaughto@pa.govoc. gov | 1920 Technology Pkwy, Mechanicsburg PA 17050

Deputy Press Secretary Susan Bensing er: sbensinger@pa.gov

Pennsylvania Departamento of Carceles: John Wetzel, PA DOC: 717-728-4109 | 717- 728-4178 Fax | ra-crpadocsecretary@ pa.gov

o ra-contactdoc@pa.gov

Susan McNaughton, DOC Press secretary 717-728-4025. PA Doc smcnaughton@ pa.gov

Y, como lo han dicho mucha gente, ya es hora de poner en libertad a Mumia.

*****

Leni Villagomez Reeves, lenivreeves@gmail. com