Los trabajadores informales, no asalariados, representan el 53% de la mano de obra activa de México (Foto de Eduardo Stanley)

México: Impacto de la Pandemia en Trabajadores Informales

Por Eduardo Stanley

El Covid-19 está afectando dramáticamente a nuestra sociedad, no solo por los altos niveles de contagios y muertes sino también por sus efectos en la economía.

En México está afectando de manera grave a los trabajadores informales que representan el 53% de la totalidad de los trabajadores del país. 

En el caso de las trabajadoras del hogar la situación es particularmente dura.

“El 49% de estas trabajadoras han perdido sus empleos debido la crisis sanitaria”, asegura Adriana Paz Ramírez, Coordinadora Regional de América Latina para la Federación Internacional de Trabajadores del Hogar (FITH). “Solo el 23% está trabajando normalmente, un 14% trabaja con pérdidas”.

Entre las pérdidas figuran principalmente reducción de salarios o cambio radical en las condiciones laborales —como por ejemplo aquellas que para evitar usar el transporte público aceptan quedarse a vivir en casa de sus empleadores, afectando su relación familiar.

Para las que siguen trabajando, aumentaron los riesgos a su salud y su seguridad. En este tipo de empleo es imposible mantener la distancia social y en su mayoría no se les provee equipo de protección.

Paz Ramírez explica además que entre las consecuencias en la salud de las trabajadoras del hogar se detectó un aumento en casos de sobrepeso y diabetes, además de un mayor riesgo de contagio del Covid-19.

También se han registrado más casos de acoso sexual ya que actualmente muchos más hombres están trabajando desde la casa.

El impacto social de esta crisis sanitaria en México es considerado “traumático” por el FITH, organización que cuenta con mas de medio millón de afiliadas en 54 países. 

El 92% de las trabajadoras del hogar son la única o la principal fuente de ingresos de sus familias, según una reciente encuesta del FITH en 14 países de América Latina, lo que explica el gran impacto social de la crisis generada por la pandemia.

En la actualidad, FITH está ofreciendo ayuda humanitaria a sus afiladas.

En México existen mas de 2 millones de trabajadoras del hogar, la mitad de estas son pobres y el 98% no tienen contrato, afirma Norma Palacios Trabamala, Secretaria General Colegiada del Sindicato Nacional de Trabajadoras/es del Hogar (SINACTRAHO). Y agrega que tradicionalmente los derechos que menos se respetan son las horas de trabajo, descansos y acceso a seguro de salud.

Una gran preocupación en México es que apenas un poco más de la mitad de los trabajadores asalariados son miembros del Seguro Social (IMSS), asegura Gladys Cisneros, Directora de la oficina en la Ciudad de México del Centro de Solidaridad. “El gobierno cree que debido a la pandemia se perdieron un millón de trabajos, pero las cifras son mayores”. Cisneros explica que ese número surge de la desafiliación de los asalariados al Seguro Social cuando pierden su empleo, pero que la cifra es en realidad mucho mayor porque no se documentan los casos de trabajadores informales. 

“En México perderemos unos 18 millones de trabajos debido a la pandemia”, dice Cisneros. “Llevará unos seis años recuperarlos”.

La actual crisis genera otra clase de empleos, en su mayoría informales, como el reparto de comida.

En el caso de las maquiladoras instaladas principalmente en la frontera con Estados Unidos, hubo numerosos muertos por el Covid-19 debido a que las empresas se rehusaron a cerrar las operaciones o a tomar medidas severas para proteger a sus empleados. Y cuando se vieron forzados a cerrar, realizaron intenso cabildeo con apoyo de Estados Unidos para volver a funcionar.

En México el salario mínimo es muy bajo, y aunque aumentaron las inversiones y el número de empleos antes de la pandemia, los trabajadores siguen siendo pobres.

En este contexto, explica Cisneros, la reciente reforma laboral ofrece más protecciones a los asalariados en todo el país pero no incluye a los trabajadores informales, un sector laboral que está creciendo mucho y muy rápidamente.

Los trabajadores que enfrentan más riesgos ante la pandemia son aquellos considerados “esenciales”.

“En México, este es el caso de los repartidores”, dice Paolo Marinaro, del Center for Global Workers’ Rights, de la Universidad Estatal de Pennsylvania. “La mayoría no está afiliada al Seguro Social y no tiene seguro de salud ni reciben equipo de seguridad”.     

Clasificados como “independientes”, estos trabajadores no tienen derechos laborales, son la Apps (aplicaciones) las que establecen las modalidades del trabajo.

Sin embargo, a partir de 2016 los repartidores empiezan a organizarse y a negociar con sus empleadores, explica Marinaro. Y agrega que desde 2019 a la fecha, 33 “riders” (ciclista o motociclista) han fallecido, exponiendo la peligrosidad de este trabajo. Los trabajadores independientes no tienen derechos a crear un sindicato.

Actualmente se han organizado con un criterio de ayuda mutua y para acceder a equipo de seguridad.

En contraste, Marinaro destaca que en California la ley protege a estos trabajadores mientras que en Italia y España se está proponiendo legislación en este sentido.

*****

Eduardo Stanley es el Editor de Community Alliance y puede ser contactado en editor@fresnoalliance.com

  • The Community Alliance is a monthly newspaper that has been published in Fresno, California, since 1996. The purpose of the newspaper is to help build a progressive movement for social and economic justice.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x