Esmeralda Soria está desafiando a Jim Costa por la nominación Demócrata para representar el área de Fresno, Madera y Merced en Washington por el Distrito 16 (Foto: Eduardo Stanley)

Latinos, Tiempo de Producir Cambios

Por Francisco Duarte

Este año nos llega la oportunidad de lograr cambios políticos muy importantes,  tanto en el área local como nacional. En estos cambios necesarios tenemos el poder de decidir a quienes queremos como nuestros líderes. En estados como Arizona, Florida, California, Nueva York, Illinois el voto nuestro puede decidir el rumbo del país. Participemos en las primarias de Marzo eligiendo a nuestros  líderes locales y nacionales, en Noviembre estará ya incluida la elección por el próximo presidente.

Hoy tenemos un problema de participación. El primer paso es reconocer la necesidad de cambiar como los más afectados por las políticas económicas del área y del país y al mismo tiempo como los más negligentes en participar. Hace unos días un amigo me preguntó por alguna medicina natural para el reflujo gástrico. Le pregunté si cambiaría su forma de alimentarse y su respuesta fue negativa. Si tenemos un problema, hay que enfrentarlo con cambios. Sin cambios, no se producen cambios. Regístrate y vota.

La siguiente reflexión es que hay cambios que miramos como imposibles, lo que desalienta nuestra participación. “Si no puedes cambiar las cosas para qué intentarlo.” Un fatalismo que puede ser destructivo privandonos de reconocer que en esas áreas de opresión que padecemos y a las que en parte nos hemos acostumbrado, sí pueden cambiarse y sí podemos participar en esos cambios. El “sí se puede” debe de ser más que un slogan gastado. En California —en particular en nuestro Valle Central— enfrentamos problemas tan diversos como acceso a educación de calidad, deserción escolar, salarios bajos, desempleo, rentas desproporcionadamente altas, personas viviendo en las calles, etc. Esto en el contexto de una de las regiones más ricas en recursos naturales en el mundo: tenemos plantas, tierra cultivable, agua, animales, sal, carbón, petróleo. Aquí se cosechan centenares de productos agrícolas —más de la mitad de frutas y vegetales producidas en los Estados Unidos, una quinta parte de los productos lácteos de la nación, etc., lo que da a la economía más de 43 billones de dólares. No sé cuánto es eso, pero sé que es muchísimo dinero. ¿En dónde se acumula esa riqueza? En unas cuantas manos. Esto necesita cambiarse.

Nos preguntamos por qué razón esas condiciones desfavorables han permanecido en esta región tan rica y por tanto tiempo. Parte del problema es un conformismo de sobrevivencia pensando que las cosas no están tan mal o que antes eran peor. Así terminamos por aceptar cualquier condición. Sí las rentas son muy altas —y siguen subiendo—  pero aún podemos pagarlas, los salarios son bajos pero al menos tenemos un trabajo, aunque en temporadas tengamos el nivel de desempleo más elevado del país, la educación es muy costosa pero podemos endeudarnos de por vida, el sistema de salud es abusivamente alto, pero pudiera ser aún peor, etc. Lo cierto es que aquí en nuestro Valle Central en California, en el país entero y en el mundo no existe un problema de escasez o de pobreza, tenemos un problema estructurado de distribución desigual, o sea tenemos un problema administrativo de la riqueza, más evidente cuando sabemos que cerca del 1% de la población mundial —un pequeño grupo—  posee casi la mitad de los recursos del mundo.  

En nuestro Valle Central tenemos la historia en contra siendo gobernados  por políticos de ideología neoliberal. Gobernados por quienes décadas atrás llegaron  a estas tierras escapando de la Gran Depresión y de la sequía del Sur —el “Dust Bowl”— algunos con pasado de esclavistas, muchos de ellos racistas con pasado en la lucha confederada por perpetuar la esclavitud en América. Hasta hoy hemos sido demasiado tibios para sacudirnos esas administraciones “trumpistas” que responden solo a los intereses del capital, de los grandes rancheros, de los influyentes. La oportunidad de cambiar las cosas está aquí. Tenemos el poder de los números en algunas regiones, aunque continuamos fallando en registrarnos para votar,  tenemos ya líderes progresivos dentro del sistema político luchando por llegar a concejales de la ciudad, a la alcaldía, al congreso. 

Andrew Janz para Alcalde de la ciudad de Fresno, Esmeralda  Soria para el congreso por el Distrito 16, Phil Arballo para sustituir a Devin Nunes por el Distrito 22, y otros más.

La única forma de lograr cambios reales es derribando esas estructuras de poder  injustas eligiendo líderes que responden a los intereses del pueblo y no a los intereses del 1%, enriquecidos de manera obscena mientras se margina y oprime a la clase trabajadora. Jerry Dyer, Devin Nunes, Jim Costa y otros trumpistas abiertos o disfrazados  deben desaparecer del mapa político local, y Donald Trump con toda su pandilla de cómplices debe ser echado de la Casa Blanca para bien de la humanidad. Estamos a tiempo de comenzar a escribir una nueva historia para nuestro Valle Central y para la nación entera.   

Regístrate y vota llamando al 559 748-2735, Mi Familia Vota

*****

Francisco Duarte nació en México y es un activista de Fresno. Pueden contactarlo en fresnohouse@hotmail.com

  • The Community Alliance is a monthly newspaper that has been published in Fresno, California, since 1996. The purpose of the newspaper is to help build a progressive movement for social and economic justice.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x