Brenda Barrera y Adriana Cadenas en el viaje a España con 22 estudiantes de Fresno Unified.

Las fortunas ofrecidas por el arte de viajar

Por Brenda Barrera

Viajar es una palabra compuesta por seis letras, la cual encierra un sin número de beneficios para aquellos que deciden darse la oportunidad de ejercerla.  Es aquí que se puede comenzar con la frase clave “darse la oportunidad,” ya que esta determinación conlleva como motor propio la decisión innata del individuo para apartar el tiempo para el disfrute y el aprendizaje de la vida.  Sin embargo, no suele ser tan sencillo para la mayoría el decir “empaco mis maletas y me voy de viaje,” debido a que existen muchos factores que giran alrededor de esta decisión. Factores tales como las agendas saturadas por obligaciones, regidas por las manecillas del reloj o de igual manera por cuestiones económicas. No obstante, en la vida he aprendido que en base a generar ganancias es necesario invertir. Por consiguiente una de las mejores inversiones es el dedicarse el tiempo a uno mismo para explorar el mundo y percibir que en cada rincón del universo existe una lección de vida por aprender.  De acuerdo al escritor Allan Alvarez “el viajar es la única cosa que se compra la cual te hace más rico” y al hablar de riqueza éste no se refiere literalmente a ver cuánto capital se puede generar, sino a la riqueza por el conocimiento adquirido a lo desconocido, a la apreciación por otras culturas, a la empatía hacia los demás, a la felicidad de albergar momentos eternos en la vida, al crecimiento personal. Simplemente el poder crecer y mejorar como personas.  Porque al salir de la pequeña aldea donde uno habita (la cual es representativa al área cómoda/segura) y enfrentarse a un escenario desconocido obliga al individuo a crecer y descubrir capacidades, las cuales conllevan a una apreciación más profunda de lo que es la vida en sí.

El viajar está ligado a la adquisición del conocimiento y el conocimiento al querer saber más.  Esta cadena adquisitiva es supremamente atesorada por nosotros los maestros, los cuales instamos día a día a nuestros estudiantes a que despierten esa hambre insaciable de lo que es el deseo de aprender. Es esa necesidad de ignorar lo desconocido y de darse cuenta que entre más se aprende, más se ignora. Esta antítesis se vuelve parte de la vida de un viajero, la cual una vez despertada en él difícilmente puede ser oprimida.   Un ejemplo a esto fue que este verano, nos aventuramos un grupo de 6 maestros a incursionar a 22 estudiantes a lo que era el arte de aprender viajando.  Adentrarnos a conocer España en persona fue una experiencia utópica para la mayoría de ellos. El haber dejado atrás el libro de texto Ven Conmigo,  junto con sus gran añoradas y queridas conjugaciones y el poder hacer uso del idioma poniendo en práctica lo aprendido fue una lección de vida que los hizo apreciar más el tiempo invertido o no invertido en el aula de clases.  Dicha realidad trajo como resultado a que muchos de ellos abrazaron el deseo de seguir aprendiendo no tan sólo el idioma sino la cultura en general.

Y es así que cuando el viajero regresa a casa se da cuenta que ya no es el mismo de antes.  A su llegada ha adquirido una nueva visión, en donde su viejo ser se ve mezclado con las memorias que fue guardando a lo largo de la jornada. Porque quiérase o no, el ser humano se compone de experiencias vividas y de momentos únicos, los cuales entre más expuesto se esté, más cosmopolita será su visión por la vida. Y es que estos momentos se forman a través de la calidez de sus habitantes,en los sabores inigualables de los platillos típicos de cada región, en los ritmos musicales que hacen que nuestros pies se muevan,  en la arquitectura que grita en cada una de sus columnas y paredes su historia, en la gente trabajadora la cual se levanta día tras día con el propósito de llevar una esperanza a los suyos, en esas personas desconocidas que se entrelazan en algún momento y que terminan convirtiéndose en parte importante de tu vida. Esas son las piezas que hacen que nuestro mosaico interno sea más colorido y que de esta manera ayude a crear un pensamiento más tolerante ante el mundo en sí.

Porque frecuentemente se escucha, ¿Como podemos llevarnos mejor como humanidad? Simplemente dándonos la oportunidad de conocernos.  Darnos la oportunidad de adentrarnos a personas con ideas y costumbres diferentes a las de nosotros, y una de estas opciones para hacer esto es viajar.  Y esto no quiere decir que se tienen que aventar por la borda todas las obligaciones, y simplemente aventurarse, sin embargo, es menester apartar un poco de tiempo para seguir creciendo, admirando y aprendiendo de todas las lecciones que la vida nos tiene preparadas en cada rincón del universo.

*****

Actualmente la maestra Brenda Barrera, Adriana Cadena y Rogelio Rodriguez trabajan en el Central California World Language Project que dirige el Dr. Duarte Silva, Dra. Teresa M. Huerta y  Nancy Pérez.

  • The Community Alliance is a monthly newspaper that has been published in Fresno, California, since 1996. The purpose of the newspaper is to help build a progressive movement for social and economic justice.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x