La Guerra de México Contra las Drogas: Un Callejón Sin Salida

Han pasado cuatro años y medio desde que el presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, declaró la guerra a las drogas y a los carteles quienes con su violencia han aterrorizado al pueblo mexicano.  Sin embargo, estos esfuerzos parecen no tener un gran impacto sobre los carteles o su tráfico de drogas a los Estados Unidos quien es el mayor consumidor de droga en el mundo.  Una prueba de ello es el continuo flujo de drogas y su precio que se mantiene inafectado.  Esta guerra al parecer no tiene fin ya que el gobierno ha declarado que los resultados se empezaran a notar hasta dentro de tres o cuatro años más.  Siendo este el caso, el presidente Calderón no verá finalizada su guerra antes que su sexenio termine ya que la constitución le impide correr por una reelección.  En cambio, es el pueblo mexicano y los emigrantes en la ruta a los Estados Unidos quienes están sufriendo las consecuencias negativas de esta guerra costosa en términos de inseguridad, muertes, injusticia, el desplazamiento de personas de sus hogares, el aumento de la violencia, y muchos más.

El número de muertos ya supero las 40,000 en esta costosa guerra, según el gobierno mexicano. Defensores de los derechos humanos cuestionan esas cifras y creen que el número trágico sea mayor. Esto se basa en el cálculo de 1,600 días de guerra y más de 40, 000 muertes, que nos deja con un promedio aproximado de 25 muertes por día. Con treinta y un estados y un distrito federal en México, es imposible de creer que sólo hay una muerte en 25 estados. Según cifras del gobierno, tan solo el estado de Durango tiene un promedio de 8 muertes por día. Ahora incluyamos las muertes de los otros estados principales donde la guerra es más visible como Baja California, Chihuahua, Tamaulipas, Sinaloa, Michoacán, Veracruz, Morelos y Guerrero.   ¡Estos nueve estados podrían superar fácilmente esa cifra diaria de 25 muertes!

Por otra parte, el gobierno y los carteles parecen estar jugando un juego de captura y liberación en esta trágica guerra. Los datos oficiales del Departamento de Estado demuestran que de 125.000 arrestados en esta guerra, apenas 8.500 han sido sentenciados a prisión: por cada 15 arrestos sólo hay una persona que es culpable y condenada. Para colmo, la comisión de derechos humanos en México afirma que un buen número de los condenados son inocentes, ya que  estos son utilizados simplemente como chivos expiatorios.

“¡Estamos Hasta La Madre!”

Grupos de derechos humanos cuestionan la transparencia y el comportamiento corrupto de los gobiernos estadounidense y mexicano.  Un ejemplo de tales afirmaciones es el caso de la fallida estrategia secreta por el gobierno estadounidense  conocida como Operación Rápido y Furioso donde permite la venta y tráfico de armas de alto poder a los peligrosos carteles de México de este lado de la frontera.  Según el gobierno estadounidense el propósito era venderles armas para luego poderlos rastrear.  Pero les salió el tiro por la culata cuando algunas de estas mismas armas fueron recuperados en las escenas donde mataron a dos agentes estadounidenses. La revelación de esta información fue vergonzosa para el gobierno del Presidente Obama y para él en lo personal ya que afirma no haber tenido conocimiento de tal operativo.  Lo que es aun peor es que hay mas operaciones parecidas a esta que están siendo ejecutadas deliberadamente por el gobierno estadounidense y todas debajo de la Operación Gunwalker (Encaminador de Armas).

Mientras la guerra sigue ampliándose, más y más mexicanos están cuestionando los méritos de lo que les parece una guerra inútil. Hartos de la falta de una respuesta y liderazgo, los ciudadanos mexicanos y organizaciones de derechos humanos han comenzado a tomar las calles para exigir un alto a la violencia y un cese a la guerra. La primera marcha de gran alcance conocido como “NI UNA MAS”  se llevo a cabo el año pasado y reunió a millones de participantes en toda la nación. Este año, otro importante movimiento por la paz conocido como “ESTAMOS HASTA LA MADRE” es dirigido por el poeta e intelectual mexicano Javier Sicilia, cuyo hijo, Juan Francisco, fue asesinado por elementos de un cartel en marzo del 2011.   Sicilia ha asumido un papel central en este movimiento por la paz, e incluso se reunió con el Presidente Calderón para discutir el final de la guerra y exigir la destitución del Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna. En mayo pasado, un grupo liderado por Sicilia comenzó una Marcha por la Paz y la Dignidad que dio inicio en el estado de Morelos.  Esta avanzara hacia el norte más allá de la frontera México-Estados Unidos y terminara en Los Ángeles, California a finales de junio.

Ellos traen consigo una lista de demandas que incluyen:

1)       el cese a la guerra,

2)       la retirada de las fuerzas militares de las calles mexicanas,

3)       la legalización de las drogas, y

4)       la renuncia del presidente Calderón.

5)       Por ultimo expresan el deseo de que cada cadáver sea identificado y entregado a su familia, independientemente de su afiliación.

Callejón Sin Salida

Esta guerra contra las drogas por el Presidente Calderón con la dizque ayuda del gobierno estadounidense ha llegado a un callejón sin salida. En lugar de  terminar con los cárteles terroristas junto con su tráfico de drogas y violencia inhumana, esta guerra parece haberse vuelto en contra  de sus propios ciudadanos y de los indefensos inmigrantes centroamericanos. También es obvio que el gobierno mexicano y su sociedad han perdido el control de esta guerra desde hace mucho tiempo, y se ha vuelto una riña entre el gobierno de Estados Unidos y los carteles por controlar territorio para sus propios intereses.

Es hora de que el pueblo mexicano empiece a cuestionar no sólo el comportamiento irresponsable y corrupto de su gobierno, sino también su propia realidad. Es una hipocresía que la sociedad mexicana quien también se vuelto consumidor exija el fin de los carteles y su drogas cuando están contribuyendo a este mal.  No pueden hacer estas exigencias mientras promueven el narco-corrido y glorifican la narco-cultura a través de su consumo; las telenovelas que miramos nos dicen mucho de ello. México no puede seguir viviendo de alucinaciones y debe dejar de depender de la responsabilidad compartida por el gobierno estadounidense y su agenda secreta; especialmente cuando ya se ha dado cuenta sus acciones traidoras que implican actos de guerra contra México.

Estados Unidos solo le echado más leña creyendo que este fuego no va a llegar a su territorio. Los EE.UU. debe detener el tráfico y la venta ilegal de armas a los cárteles y a la misma vez disminuir su alto consumo de drogas. Cuando recientemente propusieron legalizar la marihuana en California, la oposición tuvo el descaro de declarar que esta iba a empeorar la violencia entre las bandas criminales por un mercado reducido. Desafortunadamente por las victimas, la Guerra sigue sin fin.

 

  • The Community Alliance is a monthly newspaper that has been published in Fresno, California, since 1996. The purpose of the newspaper is to help build a progressive movement for social and economic justice.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x