A car in a caravan celebrating May Day passes Mariposa and Fulton in Fresno. The caravan went around downtown delivering messages of solidarity with immigrants. The signs in Spanish read "Freedom for those detained by Immigration and ICE" and "Thanks essential worker!". Photo by Peter Maiden

1 de Mayo, Acción Dedicada a los Trabajadores Inmigrantes Esenciales y Primer Rally Virtual en Vivo

Por Stan Santos

El 1 de mayo de 2020 la Coalición Primero de Mayo por los Derechos de los Inmigrantes celebró el Día Internacional de los Derechos de los Trabajadores e Inmigrantes de una manera nueva e innovadora. Sería un hito significativo en la larga tradición de las históricas celebraciones del 1 de Mayo en el Valle. Activistas por los derechos de los inmigrantes en el Valle estaban decididos a apoyar a los trabajadores al mismo tiempo que a la comunidad inmigrante enfrentaba temores ante una pandemia mortal. Fue un evento único en la era del Coronavirus o COVID-19. 

La Coalición Primero de Mayo comenzó a planificar la Marcha de 2020 como lo ha hecho cada año durante más de dos décadas. Las reuniones comenzaron a principios de febrero y contó con la participación de varios grupos comunitarios, defensores legales e individuos. Los planes, solicitudes de permisos y honorarios fueron presentados a la Ciudad de Fresno, con rutas y horas detalladas. 

Se estaba completando la lista de auspiciadores y participantes para los folletos y anuncios cuando sucedió algo que nadie esperaba. El jueves 19 de marzo, el gobernador Newsom anunció la orden estatal de “Quedarse en Casa” (“Shelter in Place”); la ciudad de Fresno emitió una orden similar el día anterior que entró en vigor el 19 de marzo por la mañana. 

Muchos activistas apoyaron las medidas de seguridad destinadas a proteger al público. Sin embargo, las pautas todavía permitían senderismo, ciclismo, visitar parques y pasear las mascotas. La gente podría salir a ciertos trabajos o a comprar alimentos y artículos de primera necesidad para el hogar, inclusive bebidas alcohólicas.

El trabajador esencial

La pandemia y las medidas subsiguientes tuvieron un impacto inmediato en la comunidad a medida que se cerraban las escuelas, las tiendas y las agencias. La vida económica y social se detuvo; el miedo y la incertidumbre estaban a la orden del día. Pero el movimiento por los derechos de los inmigrantes y los trabajadores no podía permitirse el lujo de hacer una pausa, ya que un nuevo desafío apareció repentinamente en la forma del “trabajador esencial”. 

Entre el anuncio de “Quedarse en Casa” y el 1 de mayo de 2020, se aprobaron importantes proyectos de ley de ayuda legislativa (“bailout”) que incluían aumentos en las prestaciones de desempleo y pagos directos a cada persona. El Acta CARES proporcionaba beneficios que ayudarían a muchas familias y los trabajadores desempleados. Sin embargo, también ordenó que FEMA terminara la práctica durante emergencias anteriores de distribuir beneficios a los hogares que incluían a familiares indocumentados. Bajo CARES, cualquier hogar que incluyera a un miembro indocumentado estaría totalmente excluido del “estímulo” económico. 

Mientras que a los trabajadores indocumentados y sus familias se les negó la asistencia, se les consideró “trabajadores esenciales” y vitales para el mantenimiento de grandes sectores de la economía. En el Valle Central un 70% de la fuerza de trabajo agrícola en los campos y casas de empaque sigue siendo indocumentada. Lo mismo ocurre en muchas de las plantas de procesamiento de carne de res, puerco y aves en todo Estados Unidos.

De repente, la nación se enteró de que varios millones de trabajadores que eran blanco de los ataques racistas por parte de la administración Trump y vivían bajo la amenaza constante de la deportación, eran “esenciales” para el suministro de alimentos, bienes manufacturados y servicios. Sin ayuda en caso de que contraigan COVID-19, se verían obligados a elegir entre ir a trabajar y quedarse en casa. Si se quedan en casa, sus familias podrían sufrir hambre; incluso podrían perder sus hogares.

Si deciden trabajar en condiciones inseguras en empacadoras y mataderos, podrían arriesgar sus vidas y potencialmente infectar a familiares y compañeros de trabajo.

Comunidades rurales en riesgo

El martes 28 de abril, el presidente Trump anunció que usaría la Ley de Producción de Defensa (Defense Production Act, o DPA) para obligar a las plantas procesadoras de carne a permanecer abiertas en medio de la pandemia del Coronavirus. El dijo a los medios de comunicación, “Vamos a firmar una orden ejecutiva hoy, creo, y eso resolverá cualquier problema de responsabilidad jurídica”, o sea, una orden que proteja a las empresas de posibles demandas. Es decir que no sólo se obliga a los empleados a trabajar sino que ayuda a las empresas en caso de demandas por falta disposiciones de seguridad laboral.

A medida que el número de infecciones y muertes aumentó, el público rápidamente se dio cuenta de las lagunas en la atención médica y los suministros en todo Estados Unidos. Las comunidades del Valle Central ya tienen fama por tener las poblaciones más pobres del país, en particular niños. También tienen los indicadores de salud más pobres. Según la Evaluación de Necesidades de Salud Comunitaria 2019 (St Agnes Medical Center), los condados de Fresno, Madera, Tulare y Kern suelen tener mayores proporciones de pacientes por médico. Por ejemplo, hay más de 1.500 personas por cada médico familiar en el condado de Fresno, y solo un centro de salud comunitario para 40.000 habitantes. 

La calidad del aire es una de las mayores preocupaciones de los habitantes, en particular en comunidades rurales, donde Fresno, Kings y Madera registran las mayores visitas a las salas de emergencias que el resto de California. El condado de Fresno tiene el doble del promedio estatal de hospitalizaciones por asma en niños de 1 a 17 años. Por estas razones, oficiales de salud y activistas consideran a estas comunidades más propensas a sufrir los efectos de Covid-19.

La Caravana

El 1 de mayo de 2020, más de 30 vehículos se reunieron en el Mercado México en el centro de Fresno. Allí, los participantes se colocaron máscaras y otros equipos de protección y pegaron pancartas a sus vehículos, exigiendo “LEGALIZACIÓN PARA TRABAJADORES ESENCIALES”, “ASISTENCIA FEDERAL PARA INMIGRANTES”, “ICE FUERA DE FRESNO” y “GRACIAS DOCTORES”. A las 5 de la tarde, comenzó la “Caravana de Apoyo a los Trabajadores Esenciales”.

La Caravana del 1 de mayo circuló pitando por el centro de la ciudad, pasando por la histórica placa por la Libertad de Expresión en Mariposa y Fulton, el centro de detención de ICE en la calle “L”, el Ayuntamiento de la Ciudad de Fresno y la cárcel del condado de Fresno. En otro aspecto único, se grabaron presentaciones en video en cada lugar creando un documento digital histórico con las acciones de ese día.

La Caravana terminó frente al Ayuntamiento de Fresno alrededor de las 7 p.m. con una breve celebración. Se les unieron las Boinas Cafés y un grupo de jóvenes socialistas que también habían protestado frente a la cárcel del condado de Fresno al mediodía. Varios medios de comunicación cubrieron el evento, incluyendo entrevistas. 

Mientras que los manifestantes conservadores ignoran las medidas de protección y distraen la atención del público del mal manejo de la pandemia por parte de la Administración Trump, la Caravana del 1 de Mayo de 2020 en apoyo de los trabajadores esenciales pide que se incrementen las protecciones, las pruebas y los beneficios para a todos los trabajadores afectados y sus familias.

En el momento de la redacción de este artículo, Estados Unidos se acerca a las 90.000 muertes. El condado de Fresno tiene casi 1.200 personas infectadas por COVID-19, con 16 muertes. La ciudad de Fresno tiene 554 casos, seguido de Selma con 120, Sanger con 96, Reedley con 72 y Mendota con 42.

La planta procesadora de carne en Hanford declaró, el 20 de mayo, 182 casos, de los cuales 115 trabajadores son del condado de Kings, 51 de Tulare y 16 de Fresno. Ruiz Food, de Dinuba, declaró ese día 107 casos de Covid-19, con 85 empleados de Tulare y 22 de Fresno. Pitman Farms, de Sanger, Foster Farms, Cargill, Warmerdam y Amazon también han declarado contagios en sus plantas laborales.

Myrna Martínez Nateras hablando con Minerva Mendoza (en la pantalla), ambas co-organizadoras del rally virtual, hablando durante la transmisión en vivo del 1 de Mayo 2020. Foto de Eduardo Stanley

El Rally Virtual

Por primera vez en la historia de las manifestaciones públicas, la Coalición 1 de Mayo por los Derechos de los Inmigrantes organizó un rally virtual al mismo tiempo que la caravana circulaba por lugares destacados de Fresno (ver más arriba) para celebrar a los inmigrantes trabajadores esenciales. Durante el rally virtual, que duró 1:45 hrs, transmitimos las presentaciones de 13 artista jóvenes y veteranos,, organizadores culturales y activistas de los derechos de los inmigrantes representando organizaciones como CHIRLA, Centro Binacional para el Desarrollo Indígena Oaxaqueño, SIREN, United Farm Workers, los artistas y poetas locales Aidee Medina, Miguel Villegas y Francisco Duarte también formaron parte de la transmisión en vivo. Este rally virtual nos llevó hasta el máximo nivel de la curva del aprendizaje al tiempo que experimentamos una “mudanza” de la organización comunitaria y la participación pública en su estado físico a un espacio virtual.

Este 1 de Mayo y su historia es más relevante que nunca debido a la pandemia del Covid-19. Fue necesario reunir a miembros de la comunidad y organizadores de diferentes organizaciones para exigir que a los trabajadores esenciales se los trate como tal. Esta pandemia expuso la fragilidad de nuestra economía sin inmigrantes, esos trabajadores mal pagados quienes son explotados y a quienes se dejó fuera de la ayuda federal. Como Coalición 1 de Mayo, creamos un espacio para poder concientizar sobre las condiciones actuales que enfrentamos, y aunque estábamos limitados por cómo reunirnos, logramos conectar virtualmente a personas con la esperanza de inspirar autodefensa, conciencia, solidaridad y, lo más importante, comunidad.

Nuestra manifestación fue un testamento de nuestra dedicación a nuestras comunidades. Es necesario destacar que aún en medio de una pandemia no vamos a tolerar el maltrato a nuestra comunidad. Seguiremos luchando junto a los indígenas, mujeres, inmigrantes y trabajadores en cualquier lugar para asegurar un trato justo y un reparto equitativo de los recursos públicos. A los inmigrantes y trabajadores del Valle Central: estamos con ustedes.

Organizar el rally virtual del 1 de mayo quedará como una experiencia memorable que se concretó no sin desafíos técnicos y de comunicación. A pesar de todo, estos desafíos no fueron un obstáculo para experimentar una nueva manera de conexión comunitaria. Organizar un rally virtual y en vivo fue un ejercicio que abre nuevas posibilidades para el activismo. La audiencia respondió positivamente, muchos dijeron que este rally fue informativo, inspiracional y comprometido, lo que es bueno escuchar porque este fue nuestro primer objetivo.

Esta experiencia también sirvió como un recordatorio de la importancia de tener expectativas realistas y de tener en cuenta las limitaciones que algunas comunidades rurales tienen. A medida que los organizadores del rally virtual iban aprendiendo, ellos también iban enseñando a los demás presentadores sobre la nueva plataforma de expresión pública. Nuestra esperanza es que nuestra comunidad vea que si una pandemia no logra detener las desigualdades sociales, tampoco puede detenernos en realzar las voces de aquellos a los que en Covid-19 los ha afectado más y que se sientan inspirados en comprometerse por un cambio social.

Y cuando se publique este artículo, Estados Unidos superará las 100.000 muertes y la mayoría de los estados estarán “abiertos para negocios” con bajas tasas de pruebas y sin vacunas probadas ni tratamiento terapéutico. Entonces el “Trabajador Esencial” se convertirá en el “Trabajador Desechable”.    

Myrna Martínez Nateras, Minerva Mendoza y Sarai Ramos González contribuyeron a este artículo.

*****

Stan Santos es un activista por los derechos de los inmigrantes y de los trabajadores de Fresno. Contacto alianzadefresno@gmail.com.

  • The Community Alliance is a monthly newspaper that has been published in Fresno, California, since 1996. The purpose of the newspaper is to help build a progressive movement for social and economic justice.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x